El Ñeembucú

ÑEEMBUCÚ (XII Departamento)

REFERENCIA HISTÓRICA

Al sur de la comarca asuncena, las tierras servían de asentamiento a las estancias ganaderas, que se extendían formando una franja estrecha entre el lago Ypoa, el arroyo Paray y el río Paraguay por un lado, y por el otro la laguna Verá y los ríos Negro y Paraguay desde 1676.

El proceso de consolidación poblacional por el sur se inició con cierta solidez luego de la fundación de Villeta en 1714, vale decir, entrando ya el siglo XVIII. El departamento de Ñeembucú, y su actual capital Pilar, fundada en 1776 como parte de la expansión poblacional de este siglo, fueron el centro de las nuevas villas españolas sobre el eje fluvial del río Paraguay.

Hacia fines del siglo XVIII, se consolidaba el proceso defensivo del sur con la erección de nuevos fuertes, como: Reducción, Herradura, Remolinos, Naranjay, Tacuaras y Curupayty, algunos desaparecidos, otros constituidos en centros estatales.

Así ya se habló al referirse al departamento de Misiones, a la Fundación de Yabebyry, en 1790. La misma constituía la máxima avanzada por el este, sobre el río Paraná. En tiempos del doctor Francia, se fortifica aún más el área con el fuerte de Humaitá y el traslado definitivo de la Villa Remolinos a la nueva Villa Franca sobre el río Paraguay sobre el norte de Pilar. También el área de Laureles estaba poblada ya a fines del siglo XVIII, mientras Don Carlos Antonio López fundaba Villa Oliva.

Bajo el gobierno de Francisco Solano López algunos de éstos cumplieron destacado papel en la acción militar-defensiva de la guerra de la Triple Alianza, tales como Paso de Patria, Curupayty y Humaitá.

En 1906 se creaba el 12º departamento de Ñe’embucu, con Pilar como capital y los partidos de Humaitá, Laureles, Paso de Patria, Desmochado, Guazú Cuá, Pedro González (hoy mayor José D. Martínez), San Juan Bautista de Ñeembucú, Tacuaras, Isla Umbú y Yabebyry.

Su actual configuración territorial, superficie, límites y distritos le fueron asignados por ley número 406 de 1973 que retiró de su dominio el distrito de Yabebyry pasando a la jurisdicción del departamento de Misiones. 

 

UBICACIÓN

El departamento de Ñeembucú ubicado en el extremo suroeste de la región Oriental constituye una de las zonas más bajas del país, cubierta de esteros y pantanos.

 

LÍMITES

Al norte limita con el departamento Central, al sur y oeste con la república Argentina, separado por los ríos Paraguay y Paraná; al este, con Paraguarí y Misiones

 

DIVISIÓN POLÍTICA

Está dividido en 16 distritos: Pilar, Alberdi, Cerrito, Desmochados, Gral. José E. Díaz, Guazú-Cuá, Humaitá, Isla Umbú, Laureles, Mayor José J. Martínez, Paso de la Patria, San Juan Bautista de Ñeembucú, Tacuaras, Villa Franca, Villa Oliva, Villalbín.

 

HIDROGRAFÍA

El departamento se encuentra rodeado por los ríos Paraguay y Paraná. La vertiente del río Paraguay está constituida por el río Tebicuary y sus afluentes; el río Negro y los arroyos Yacaré y otros. Los arroyos más conocidos son Ñeembucú y Hondo, que sirven de desaguadero a los esteros.

 

OROGRAFÍA

Planicies aluviales con 60% de humedales. Las únicas porciones del territorio que pueden considerarse accidentadas orográficamente están situadas en el sur del departamento, en las proximidades del río Paraná. Existen en esta parte, terrenos con elevaciones de poca altura, conocidas con el nombre de Cerrito.

 

GANADERÍA

Históricamente es considerado un departamento ganadero por excelencia, se estima que en el Ñeembucú se superan las 600.000 cabezas de ganado vacuno. En menor número e importancia, sus habitantes se dedican a la cría de ovejas, cerdos y cabras. 

 

AGRICULTURA

Minifundiaria, con el algodón como principal cultivo de renta. Los cultivos de maíz son los de mayor importancia para el consumo, además de mandioca, sandía, maní, poroto y otros que se cultivan en menor porcentaje.

 

PESCA

Es una de lasactividades de mayor relevancia como fuente de ocupación en la zona. Los ríos Paraguay y Paraná dan sustento a más de 2.000 familias del departamento. Las variedades ictícolas más comercializadas son: el surubí, el dorado y el pacú.

 

APICULTURA

La producción de miel, a pesar de no alcanzar grandes volúmenes, en los últimos años se ha convertido en una alternativa rentable para los habitantes de la zona. La baja cotización internacional del algodón y la escasa fertilidad de los suelos de Ñeembucú han alentado la multiplicación de los productores apícolas, que esperan acceder en el futuro al mercado internacional. 

 

INDUSTRIAS

Manufactura de Pilar S.A. es desde la década del 30 la principal industria local. El complejo fabril elabora como producto principal, las muy conocidas “telas pilar”. Adicionalmente produce aceite comestible y jabones. El expeler y la cascarilla son utilizados para la alimentación animal.

Otras industrias de menos porte son: las plantas lácteas “La Ribera” y “Lacto Sur”, con producción de crema de leche y yogur. Existen también pequeñas industrias metalúrgicas. 

 

EDUCACIÓN

El duodécimo departamento cuenta con numerosas instituciones en los niveles primario, secundario, terciario y universitario. 136 de las instituciones imparten Educación Escolar Básica, distribuidas en los 16 distritos de Ñeembucú. En el nivel secundario son 41 colegios y liceos, de los que egresan bachilleres humanísticos, comerciales, agropecuarios y técnicos, 7 instituciones de Educación Permanente de Adultos, 2 instituciones de Formación Docente en Pilar y 1 en el distrito de General Díaz. Nivel Superior: Universidad Nacional de Pilar, con 5 facultades; Universidad del Norte, y la Universidad Tecnológica Intercontinental (UTIC).

 

LAS VÍAS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

La ruta IV General José Eduvigis Díaz, recientemente asfaltada hasta Pilar, es la vía más importante. La mayoría de los distritos y sus compañías cuentan con los servicios telefónicos de Antelco. La telefonía celular, proveída por Telecel y Personal con servicio a la capital departamental y sus alrededores. Las radioemisoras que emiten desde el Ñeembucú son: Radio Carlos Antonio López, emisora de amplitud modulada con alcance regional; Radio Boquerón de Alberdi (AM), y las de frecuencia modulada Arapy, en Pilar; Yací, en Humaitá; y otras en Alberdi, Cerrito y Pilar.
En la capital departamental funcionan las repetidoras de Canal 9 Cerro Corá y Telefuturo. También dos servicios de televisión por cable. 

 

SALUD

La ciudad de Pilar cuenta con un hospital regional, además de un puesto de salud en cada compañía. Funciona asimismo el Sanatorio del Instituto de Previsión Social (IPS) y dos centros asistenciales privados. La Cooperativa del Ñeembucú Ltda. cuenta con un Centro asistencial, además de la Comunidad Abel que presta su servicio a los indigentes. Los 16 distritos y sus respectivas compañías cuentan con puestos de salud. En los últimos tiempos se ha incrementado el número de médicos que cumplen su labor en los distritos del interior. 

 

PRINCIPALES CIUDADES

Pilar

Fundada por Pedro Mello de Portugal y Villena en el año 1779, es sin dudas el centro de todas las actividades del departamento. Su población se estima en 30.000 habitantes. Tras la independencia pasó a constituirse en uno de los puertos más importantes del país. Receptora de inmigrantes europeos, el italiano Paolo Federico Alberzoni la eligió por su estratégica 
ubicación, como sede del complejo fabril Manufactura de Pilar S.A. La fábrica, además de producir tejidos que son exportados a todo el mundo, durante décadas proveyó de energía eléctrica a la capital departamental. Actualmente emplea a 800 obreros. Otro italiano, el padre Federico Schiavón, fue protagonista fundamental de su desarrollo. Actualmente retirado de la vida pública, gracias a sus permanentes reclamos, fueron habilitadas numerosas instituciones educativas y sociales. Uno de sus mayores anhelos -el asfaltado de la ruta cuarta- se ha convertido en realidad recientemente. La obra integra Pilar al resto del país y ofrece nuevas expectativas de progreso. Además se aguarda la concreción del puerto de aguas profundas que, instalado en la capital departamental, servirá para el embarque de toda la producción de granos del país. La integración regional avanzará extraordinariamente de construirse el proyectado puente Chaco-Ñeembucú, que servirá de acceso a las provincias argentinas vecinas de Chaco, Corrientes y Formosa. 
Pilar, ciudad de gente hospitalaria, proyecta su futuro en el fomento del turismo, mostrando la belleza de numerosas construcciones coloniales, playas en los Ríos Paraguay y Ñeembucú. Existen atractivos sectores de pesca y paisajes maravillosos en los alrededores de la ciudad.

Alberdi

Con aproximadamente 7.000 habitantes, su actividad principal es el turismo de compras. Ubicada estratégicamente frente a la capital de la provincia de Formosa, es la ciudad con mayor actividad comercial. Por sus características, Alberdi depende casi exclusivamente de las compras que realizan los formoseños. Muy expuesta a las crecidas el Río Paraguay, periódicamente la ciudad es inundada por las aguas, pero sin que ello signifique el fin de la actividad comercial. Actualmente se construyen muros de contención, para evitar que en el futuro se repitan sucesos de este tipo.

Humaitá

Considerada un verdadero símbolo de la resistencia durante la guerra de la Triple Alianza. Es una de las poblaciones tradicionales del Ñeembucú y alcanzó gran trascendencia a partir de la independencia constituyéndose en uno de los puertos de mayor actividad. Su importancia fue decayendo con el paso de los años y en la actualidad se espera que el turismo histórico y de pesca pueda darle nuevo impulso. Las ruinas del templo de San Carlos construido durante el gobierno de Carlos Antonio López y el Cuartel General del Mariscal Francisco Solano López (hoy museo), forman parte de los atractivos del pueblo del sur.

Cerrito

Una de las más bonitas poblaciones del Ñeembucú. Ubicada en la orilla del Río Paraná, sus playas e islas de blancas arenas son visitadas por numerosos turistas provenientes de diversos lugares del Paraguay y la Argentina. Lamentablemente, el largo camino de tierra que une Cerrito con la capital departamental evita que el número de visitantes se multiplique, limitándose además por la falta de infraestructura y servicios para atender a los viajeros.

San Juan de Ñeembucú

Población eminentemente ganadera. Años atrás era el paso obligatorio de los vehículos que transportaban pasajeros a la capital del país. La construcción de la nueva ruta pavimentada, dejó prácticamente aislado a este pueblo que busca nuevas alternativas para reintegrarse al desarrollo.

General Díaz

En el sur del departamento es uno de los distritos más laboriosos. Sus habitantes se dedican especialmente a la ganadería, agricultura y la apicultura. Sus compañías son reconocidas como productoras de algodón y miel de excelente calidad.

LUGARES TURÍSTICOS


Todo el Ñeembucú es ideal para la explotación del turismo ecológico. Sus grandes esteros conservan plenamente la fauna y flora del lugar, sin que la depredación haya alcanzado los niveles que se observan en otros departamentos. Sus ríos y arroyos son aptos para la pesca y son numerosas las especies ictícolas que aún pueden ser capturadas. Las playas de Cerrito, Pilar, Itá Corá, Paso de Patria y otras poblaciones son excelentes para el veraneo.
* Trabajo de recopilación de datos y redacción de la corresponsal de ABC Color en Ñeembucú, Clide Martínez.